¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS A TODOS!!

¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS A TODOS!!
Hoy, 22 de marzo de 2015, "Mis lecturas" y yo, cumplimos nuestro segundo año compartiendo eso: lecturas; mejor decir, comentarios de lecturas.
En veinticuatro meses han pasado por esta "casa" 23.579 personas.
¡¡GRACIAS A TODOS!!

martes, 7 de mayo de 2013

La voz dormida, Dulce Chacón

Empezado a leer el jueves 4-III-04

Acabado de leer el miércoles 10-III-04
Título: La voz dormida

Autora: Dulce Chacón
Editorial: Alfaguara

Portada.- Una miliciana muy sonriente sostiene a un niño en brazos.
Fotografía de cubierta: "Miliciana de la Columna Uribarry con un niño en brazos". Archivo General de la Administración (Alcalá de Henares)

Género.- Novela pseudo histórica
Pocas novelas pueden ser calificadas como imprescindibles. La voz dormida es una de ellas porque nos ayuda a bucear en el papel que las mujeres jugaron durante unos años decisivos para la historia de España.
Relegadas al ámbito doméstico, decidieron asumir el protagonismo que la tradición les negaba para luchar por un mundo más justo. Unas en la retaguardia y, las más osadas, en la vanguardia armada de la guerrilla, donde dejaron la evidencia de su valentía.
Dulce Chacón sumerge de inmediato al lector en las vidas de unos personajes hechos carne que le conquistan con una potencia irresistible, la que nace de sus actos, de sus valores, de su capacidad de lucha y sufrimiento, y del alcance de su amor.

BREVE BIOGRAFÍA DE LA AUTORA Y OTRAS OBRAS.- Dulce Chacón nació en Zafra, Badajoz, en 1954 (Falleció en Diciembre de 2003 de forma fulminante a causa de un cáncer).

Cuando contaba sólo con 12 años de edad, su padre murió. La madre se llevó a la familia a Madrid, y Dulce, junto a su hermana gemela, Inma, acabó en un internado. Así fue como Chacón comenzó a escribir poesía para huir de los traumáticos cambios que estaba viviendo. Durante la adolescencia leyó a Cela, Rilke, César Vallejo y José Ángel Valente, autores todos que tendrán un fuerte peso en su estilo personal.
Premios:
Premio de Poesía Ciudad de Irún, por Contra el desprestigio de la altura, 1995
XXIV Premio Azorín, por Cielos de barro, 2000
Premio Libro del Año 2002, por La voz Dormida
Dulce Chacón

Bibliografía
POESÍA
Querrán ponerle nombre (1992)
Las palabras de la piedra (1993)
Contra el desprestigio de la altura (1995)
Matar al ángel (1999)
Cuatro gotas (2003)
 
NOVELAS
Algún amor que no mate (1996)
Blanca vuela mañana (1997)
Háblame, musa, de aquel varón (1998)
Cielos de barro (2000)
La voz dormida (2002)
TEATRO
Segunda mano, 1998
OTROS
Te querré hasta la muerte, 2003, pp. 61-64. Cuentos
---o0o---



OPINIÓN PERSONAL.- La obra me ha encantado. Es desgarrada y desgarradora. Muy carveriana, toda ella está escrita con frases cortas que son como fotogramas (tal vez en un intento de alejarse del tema que es punzante y doloroso), o como golpes de pistola. Creo que, en el fondo, toca un tema, el de la guerra civil española, demasiado cercano aun a pesar de la cantidad de años transcurridos.
Nos cuenta la historia de una generación de mujeres que vivieron el horror no sólo de la guerra, sino el de una posguerra brutal, dura, larga y cruel. Silenciadas, unas; encarceladas otras en la madrileña prisión de Ventas; muertas algunas más sin atender a sus derechos, necesidades, ni peticiones, sin un juicio justo.
Dulce Chacón nos dejó esculpidas en esta obra una serie de mujeres dignas y llenas de coraje capaces de enfrentarse a las mayores vejaciones e, incluso, a la muerte.

Se me ocurrió, al finalizar su lectura, este poema:
 
A Dulce Chacón

Y tu voz, Dulce,
se quedó para siempre dormida.
Y tu sonrisa, espléndida,
permanecerá en el recuerdo de quienes te admiramos.
La muerte te arrebató la vida,
Pero tus palabras permanecerán inmutables.
 
A Dulce Chacón, Juana Castillo Escobar.
Miércoles 10-III-04 a las 19,30 p.m.
Esta novela se sustenta, como todas, en unos pilares básicos que se van desarrollando a lo largo de la trama. Estos pilares básicos vienen dados en el primer capítulo a pesar de lo corto que es. Dice así:

“1. La mujer que iba a morir se llamaba Hortensia. Tenía los ojos oscuros y no hablaba nunca en voz alta. Sólo cuando la risa le llenaba la boca, se le escapaba un Ay madre mía de mi vida que aún no había aprendido a controlar, y lo repetía casi a gritos sujetándose el vientre. Se pasaba gran parte del día escribiendo en un cuaderno azul. Llevaba el cabello largo, anudado en una trenza que le recorría la espalda, y estaba embarazada de ocho meses.
            Ya se había acostumbrado a hablar en voz baja, con esfuerzo, pero se había acostumbrado. Y había aprendido a no hacerse preguntas, a aceptar que la derrota se cuela en lo hondo, en lo más hondo, sin pedir permiso y sin dar explicaciones. Y tenía hambre, y frío, y le dolían las rodillas, pero no podía parar de reír.
            Reía.
            Reía porque Elvira, la más pequeña de sus compañeras, había rellenado un guante con garbanzos para hacer la cabeza de un títere, y el peso le impedía manipularlo. Pero no se rendía. Sus dedos diminutos luchaban con el guante de lana, y su voz, aflautada para la ocasión, acompañaba la pantomima para ahuyentar el miedo.
            El miedo de Elvira. El miedo de Hortensia. El miedo de las mujeres que compartían la costumbre de hablar en voz baja. El miedo en sus voces. Y el miedo en sus ojos huidizos, para no ver la sangre. Para no ver el miedo, huidizo también, en los ojos de sus familiares.
            Era día de visita.
            La mujer que iba a morir no sabía que iba a morir".



Las palabras que aparecen en color rojo son las que tienen la llave de la novela: Hortensia, la mujer que iba a morir, estaba embarazada de ocho meses. Escribe en una libreta azul, ¿a quién le escribirá? ¿A su esposo o a esa criatura que viene en camino?
Le dolían las rodillas, ¿por qué? A causa de las torturas...  
La mujer que iba a morir se llamaba Hortensia.- Anticipación. Se trata de una novela que comienza anticipando un hecho que tiene lugar hacia la mitad de la misma. Es decir, tiene un comienzo llamado “ad ovo” (al igual que "Cien años de Soledad" de García Márquez).
El vientre.- Embarazo de ocho meses: nos da la pauta del paso del tiempo. Al mes y medio de dar a luz (pág. 212) se cumple la sentencia.

Anáfora o repetición: el miedo, el miedo…; y tenía hambre, y frío, y le dolían… Hay muchas a lo largo de la novela.

Los garbanzos, las rodillas: un alimento como elemento de tortura (hacían pasar horas y horas a las reclusas de rodillas sobre maderos con garbanzos y sal. Las legumbres terminaban por horadarles la piel y la sal hacía el resto). Las limpiaban con vinagre, pero eso no se sabrá hasta bien avanzada la novela.

Un diminuto guante de lana.- Nos da la medida del tamaño y de la edad de la persona que lo está manejando: apenas una niña.

Hablar en voz baja… Era día de visita.- Ya se nos da una pista de que aquellas mujeres están privadas de libertad.
Juana Castillo Escobar
---o0o---
En el año 2011, La voz dormida fue llevada al cine. Esta es la ficha del film y algunas críticas:

Título original: La voz dormida
Año2011
Duración128 min.
País: España
Director: Benito Zambrano
Guión: Benito Zambrano, Ignacio del Moral (Novela: Dulce Chacón)
Música: Magda Rosa Galván, Juan Antonio Leyva
Fotografía: Alex Catalán
Reparto:
Inma Cuesta, María León, Marc Clotet, Daniel Holguín, Ana Wagener, Antonio Dechent, Javier Godino, Teresa Calo, Jesús Noguero, Miryam Gallegos, Begoña Maestre, Fermi Reixach
Productora: Warner Bros.
Género: Drama - Posguerra española. Años 40
Sinopsis: En plena postguerra, Pepita (María León), una joven cordobesa, abandona su aldea y viaja a Madrid para estar cerca de su hermana Hortensia (Inma Cuesta) que está embarazada y en prisión. Una vez en la capital, se enamora de Paulino (Marc Clotet), un valenciano de familia burguesa que sigue luchando en la sierra de Madrid. Hortensia es juzgada y condenada a muerte, pero la ejecución no se llevará a cabo hasta después del parto. Pepita intenta por todos los medios que le condonen la pena y, al mismo tiempo, hace también cuanto está en su mano para que le entreguen el niño a ella en lugar de darlo en adopción o enviarlo a un orfanato. (FILMAFFINITY)
Premios

2011: 3 Premios Goya: Mejor actriz sec. (Wagener), actriz rev. (León) y canción. 9 nom.


2011: Festival de San Sebastián: Sección oficial a concurso

Críticas


"Un drama desgarrador (...) narra magníficamente una historia que necesita ser contada una y otra vez. (...) Este film fascinante es a ratos insoportablemente intenso en la descripción de las atrocidades, (...) merece que se vea fuera de España." Jonathan Holland: Variety


"Duele la total ausencia de ideas que demuestra la película para contarlo. (...) una colección de lugares comunes y tristes tópicos (...) Personajes sin término medio". Luis Martínez: Diario El Mundo


"Una película manipuladora, teatral en el peor sentido." Carlos Boyero: Diario El País


"Maniquea (...) hay algo en la ambientación que parece un poco falso, envarado (...) peca en ocasiones de frialdad por su puesta en escena; sin contar con otro problema añadido: la sensación a 'déjà vu'". Carmen L. Lobo: Diario La Razón

"Clichés sobadísimos, los arquetipos de manual, la mirada prefabricada y, lo peor, el gusto por recrearse, en nombre de la memoria histórica recobrada, en el tremendismo (...) Puntuación: ** (sobre 4)". Jordi Batlle Caminal: Diario La Vanguardia


"Zambrano sigue sabiendo muy bien lo que se hace y cómo hacerlo, sabe dónde tocarnos, sabe dirigir nuestra atención hacia esos actores que maneja con precisión, y consigue que la historia y la reflexión, tan conocida, la pasemos a segundo plano (...) Puntuación: *** (sobre 5)". Irene Crespo: Cinemanía


"El conjunto no consigue escapar del aroma de cartón piedra del cine de época español. Para decirlo de una forma rápida: la novela es una novela moderna sobre la guerra civil; la película es una película vieja sobre la guerra civil". Nuria Vidal: Fotogramas
---o0o---